hacienda santa cruz

En sus orígenes en 1640, la Hacienda Santa Cruz fue un monasterio franciscano. Al pasar los años se convirtió en finca y durante el periodo de gloria del «Oro Verde» en Yucatán, se transformó en hacienda de cultivo del henequén. Recientemente restaurada y convertida en un hotel de lujo, conserva ese aire de antigüedad, lleno de historia y tradición.


Hacienda Santa Cruz conserva la distribución original de sus edificios, en donde se distingue el antiguo monasterio, el cuarto de máquinas y la hermosa capilla. Adentrarse en su arquitectura, es realizar un viaje en el tiempo al México de nuestras raíces.

Una cautivadora rotonda, rodeada de un jardín espectacular, en el abrazo de árboles flamboyanes, lluvia de oro, pich (árbol de la región), naranjos y palmeras, serán el escenario para llegar a la recepción de la Hacienda, en donde con una cálida sonrisa será recibido para darle la bienvenida a este majestuoso hotel, rodeado de complejos de arquitectura colonial que conformaron un tiempo, el entonces monasterio franciscano del siglo XVII y más adelante, a finales del siglo XIX, una plantación de henequén, el “oro verde de Yucatán”.

Alrededor de sus extensos jardines se encuentran distribuidas sus habitaciones, cada una es única y exclusiva. Para darles un estilo excepcional, algunas cuentan con tina, terraza, patios o un jardín privado. Es posible elegir entre las Master Suites que se encuentran en lo que fuera el monasterio de la hacienda. Las Junior Suites son ideales para pequeñas familias, pues es fácil instalar en ellas a tres huéspedes y se localizan cerca de la capilla, lo que les añade cierta intimidad. Las Dobles Deluxe disponen de una hermosa terraza y son ideales para parejas de recién casados. Aunado a las habitaciones, el hotel cuenta con 2 albercas climatizadas, una junto al restaurante Valentina y otra cerca de la capilla.

Cenote

Nuestro cenote artificial es un espacio confortable, fresco y relajante para disfrutar en familia, con una profundidad de 4 metros aproximadamente. Rodeado de pérgolas, camastros, hamacas y 2 palapas.

Tenemos 10 bicicletas de uso exclusivo dentro de las instalaciones para huéspedes y visitantes. Encontraras una pequeña ciclopista de 900 metros aproximadamente para ejercitarse en las mañanas o tardes ya sea para trotar, correr o usar las bicicletas.


Valentina

Sin duda un lugar mágico por estar situado dentro de un espacio colonial, ubicado en la terraza de la antigua casa de máquinas y con vistas a hermosos jardines y frondosos árboles.

Reservar ahora

Visítanos

a 10 km

del Aeropuerto Internacional – Mérida

a 20 min

del Centro Histórico

Muy cerca

de Uxmal, Mayapán y Chichén Itzá